La compra de productos y servicios a través de canales digitales llegó para quedarse en los países latinoamericanos desde que la emergencia sanitaria nos tomó por sorpresa. Según datos de LATAM, antes de la pandemia el movimiento del ecommerce venía con un auge impresionante, pues en los últimos cinco años pasó de 126 a 267 millones de compradores en países como Perú, Ecuador y Panamá, posicionados como los de mayor crecimiento en el uso de los servicios de compras en línea.  

Según la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, nuestro país tuvo un crecimiento cercano al 25% en ventas online a finales del 2020, un dato bastante positivo ya que el comercio de retail solo tuvo un 6% debido a los confinamientos. Dicho esto, Colombia ya tenía cerca de 22 millones de compradores en línea, un poco más del 60% de la población que oficialmente usaba internet para hacer compras online.

¿Aún no te convencemos para que migres tu negocio a lo digital? Si no te bastaron, checa esto:

*Ahorrarás costos: ya no tendrás que invertir en un lugar físico para alojar tus productos, ni pagar arriendos costosos, puesto que podrás posicionarlos en Google o redes sociales.

*Mayor información sobre tus clientes potenciales: ahora con la data que arroja cada red social conocerás la ciudad de origen, edad, productos en tendencia, alcance de tus publicaciones, conversiones etc. Con toda esta información podrás crear nuevas estrategias para cumplir tus objetivos.

*Acercamiento real con tus clientes: las redes sociales te ofrecen la posibilidad de interactuar con tus posibles clientes, además de armar una estrategia  de contenidos enfocada a las necesidades de tu audiencia.

Esperamos que estos datos hayan sido suficientes para empezar a vender en internet.

Ahora si, entremos en materia.

"Las empresas que entienden las redes sociales son las que dicen con su mensaje: te veo, te escucho y me importas" Trey Pennington 


Lo primero que tienes que hacer es crear un embudo de ventas que te permita posicionarte en el mercado:

1).  Captación de clientes

2).  Conversión en ventas

3).  Fidelización

Las ventas en internet son las mismas que se generan en una tienda física, es por ello que sin tráfico de visitantes reales no podrás ver el objetivo de ventas a corto plazo.

Antes, deberás conocer a tu cliente potencial para hacer contenidos segmentados según las necesidades que tenga tu consumidor actual. Cuando hayas creado el perfil de tu “Buyer Persona” empieza con una estrategia de marketing de contenidos para ejecutar la primera fase de captación de clientes. Inicia creando contenidos educativos para ir mostrando poco a poco quien eres y lo que ofreces.

Utiliza el canal digital donde crees que esté tu audiencia ya que todas las redes sociales cumplen un objetivo diferente. Por ejemplo: si vas a vender comida o accesorios como ropa o joyas lo más recomendable es que utilices una red social visual como Instagram  o si de lo contrario, ofreces consultorías lo recomendable es usar Facebook o LinkedIn.

Si quieres lograr un mayor alcance en redes sociales lo mejor será utilizar la plataforma de Ads de Facebook donde podrás hacer anuncios segmentados por intereses, comportamientos y características demográficas de tus clientes potenciales.

"Haz un cliente, no una venta" Katherine Barchetti 


Conversión en ventas:


Si tienes un sitio web es importante analizar a través de Analytics qué productos están siendo atractivos para tu audiencia a través de los clics y de esa manera crear estrategias como ofertas  o promociones enfocadas a la venta.

Revisa que tus productos tengan descripciones detalladas, si la resolución de las fotografías están en buena calidad, si los botones de pago están legibles con el resto de la información de la página. El diseño de tu tienda online también es importante, por lo que te comendamos usar una interfaz amigable y fácil de navegar. Recuerda que menos es más.

Visibiliza los comentarios positivos que están diciendo tus clientes sobre tu marca. Tanto en redes sociales como en tu página web es importante colgar testimonios (social proof)  ya que esto generará credibilidad y confianza.
¡Ah! y no te olvides de dejar tus datos como teléfono o correo para que te contacten por si tienen alguna duda e interés de tu producto.

Fidelización:


¡Ya en esta etapa has conseguido tus primeros clientes, felicitaciones! pero no todo termina aquí, porque esta fase es tan importante como la primera. Arma un plan de fidelización para retener esos clientes que ya te han comprado para que no tengan que ojear productos de la competencia.

Prueba creando promociones complementarios de los productos que más han tenido interés, celebra los cumpleaños de tus clientes a través e email marketing y hazles saber que aún le importas. Incluso podrás crear un plan de referidos para que sean ellos quienes promocionen tus productos a cambio de un % de comisión.

Aquí la creatividad no tiene límites por lo que es importante que pruebes varias ideas hasta conseguir los mejores resultados.

Esperamos que te haya gustado la lectura y nuestros tips que seguro te ayudarán a escalar tu negocio a otro nivel. 🚀

Si tu empresa necesita un software de nómina, recuerda que Aliaddo te ofrece la interfaz más completa del mercado, fácil de usar y 100% en la nube. ¡Contáctanos para contarte todos los planes que tenemos para ti!

kontamas-1