Este contrato a diferencia de todos, tiene una duración determinada, es decir que con anticipación las partes conocen la fecha de terminación del mismo y se debe realizar obligatoriamente por escrito, ya que jurídicamente no es reconocido de forma verbal.

Según el artículo 46 del código sustantivo del trabajo, este tipo de contrato se divide en dos modalidades:

Contrato a término fijo inferior a un (1) año y contrato a término fijo de uno (1) a tres (3) años.

Cuando tiene fecha de vigencia inferior a un (1) año, solo se puede prorrogar tres (3) veces en periodos iguales o inferiores, al cabo de los cuales el término de renovación no podrá ser inferior a un (1) año y así sucesivamente.  Las personas vinculadas bajo este tipo de contrato obtendrán pago de vacaciones y prima de servicios proporcional al tiempo laborado. En cuanto al período de prueba no podrá ser superior a la quinta parte del término inicialmente pactado.

Cuando tiene fecha de vigencia de uno (1) a tres (3) años, puede renovarse indefinidamente, las veces que se quiera entre parte y parte, esto no quiere decir que pueda llegar a convertirse en un contrato a término indefinido. Las personas vinculadas bajo este tipo de compromiso obtendrán beneficios de salud, pensión, cesantías, vacaciones, intereses de cesantías, prima de servicio y hasta dotación.

Si el contrato se quiere dar por terminado, una de las dos partes debe emitir un preaviso con 30 días de anticipación, de no ser así el contrato será renovado por el mismo período que inicialmente se pactó.

¿Tu empresa ya cuenta con un software de nómina? Aliaddo nómina es el sistema de nómina 100% en la nube, que te permitirá obtener una mejor gestión de tu organización, está diseñado para la pequeña y mediana empresa y es el más completo del mercado.

kontamas-9